¿Qué no se puede comer durante el embarazo?

Si te gusta comparte

Muchas veces nos preguntamos que no se puede comer durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas deben asegurarse de que su dieta les proporciona suficientes nutrientes y energía para que el bebé se desarrolle y crezca adecuadamente. También tienen que asegurarse de que sus cuerpos están lo suficientemente sanos como para soportar los cambios que se están produciendo.

Para un embarazo saludable, la dieta de la madre debe ser equilibrada y rica en nutrientes, lo que significa un buen equilibrio de proteínas, carbohidratos y grasas, así como el consumo de una amplia variedad de alimentos vegetales como verduras y frutas.

Las dietas de algunas mujeres pueden estar influenciadas por creencias éticas, requisitos religiosos o preocupaciones de salud. Por lo tanto, es importante consultar a un médico cuando se planifica una dieta para el embarazo.

Algunas informaciones sobre la alimentación durante el embarazo:

La ingesta calórica de una mujer embarazada aumenta durante el embarazo. No come por dos; su ingesta de calorías aumenta sólo unos cientos de calorías al día para la mayoría de las mujeres embarazadas.

El aumento de peso típico de una madre soltera varía considerablemente, dependiendo de su peso antes del embarazo y de otros factores. Una mujer embarazada con un peso inferior al normal debería ganar más peso, mientras que una mujer con sobrepeso debería ganar menos.

El cuerpo de la mujer absorbe el hierro con mayor eficacia y su volumen sanguíneo aumenta cuando está embarazada. Por lo tanto, necesita consumir más hierro para garantizar una oxigenación adecuada de su bebé y de ella misma.



Reglas

Las frutas y verduras son la piedra angular de cualquier dieta nutritiva, y son especialmente importantes durante el embarazo.

Como se ha mencionado anteriormente, la madre debe llevar una dieta variada, equilibrada y nutritiva, que debe incluir lo siguiente

Frutas y verduras

frutas y verduras para el embarazo

Intenta consumir cinco raciones de fruta y verdura al día. Pueden ser en forma de zumo, secos, enlatados, congelados o frescos. Las frutas y verduras frescas y congeladas (si se congelan poco después de la cosecha) suelen tener más vitaminas y otros nutrientes.

Los expertos señalan que, por lo general, comer fruta es mejor para la salud que limitarse a beber zumo, debido al contenido natural de azúcar del mismo. Considera la posibilidad de hacer zumos de verduras como la zanahoria o la hierba de trigo para obtener una dieta densa.

Alimentos ricos en almidón y carbohidratos.

Los alimentos ricos en almidón y carbohidratos son las patatas, el arroz, la pasta y el pan. Los hidratos de carbono tienen un alto contenido energético, por lo que son una parte importante de una buena dieta durante el embarazo.

Proteína

Las proteínas animales saludables incluyen el pescado, la carne magra, el pollo y los huevos. Todas las mujeres embarazadas, y especialmente las veganas, deberían considerar los siguientes alimentos como buenas fuentes de proteínas:

  • Quinoa – conocida como la «proteína completa», contiene todos los aminoácidos esenciales.
  • Tofu y productos de soja.
  • Las alubias, las lentejas, las legumbres, los frutos secos, las semillas y las mantequillas de frutos secos son una buena fuente de proteínas y hierro.

Grasas

¿Se puede comer bacón en el embarazo? y ¿Se puede comer jamón en el embarazo?

Las grasas no deben constituir más del 30% de la dieta de una mujer embarazada. Los embutidos tienen un gran aporte de grasas saturadas, por lo tanto no son recomendables para las mujeres embarazadas

Una dieta demasiado rica en grasas supone riesgos adicionales para el embarazo. Por lo tanto, es necesario un equilibrio y los ácidos grasos monoinsaturados y omega-3, o «grasas saludables», deben ser las principales opciones de grasa.

Los alimentos ricos en grasas monoinsaturadas son el aceite de oliva, el aceite de cacahuete, el aceite de girasol, el aceite de sésamo, el aceite de canola, los aguacates y muchos frutos secos y semillas.

Fibra

Los productos integrales como el pan de trigo integral, el arroz salvaje, la pasta integral, las legumbres como las alubias y las lentejas, las frutas y las verduras tienen un alto contenido en fibra.

Las mujeres tienen un mayor riesgo de padecer estreñimiento durante el embarazo; comer mucha fibra puede minimizar este riesgo. Los estudios han demostrado que comer mucha fibra durante el embarazo reduce el riesgo o la gravedad de las hemorroides, que además son más frecuentes a medida que el feto crece.

Calcio

Es importante consumir una cantidad saludable de calcio cada día. Los productos lácteos, como el queso, la leche y el yogur, son ricos en calcio. Si la madre es vegana, debe tener en cuenta los siguientes alimentos ricos en calcio: leche de soja enriquecida con calcio y otras leches y zumos vegetales, tofu rico en calcio, soja, bok choy, brócoli, acelga, col china, okra, mostaza, judías, col rizada y soja.

Zinc

El zinc es un oligoelemento esencial. Desempeña un papel importante en el crecimiento y el desarrollo normales, la integridad celular y varias funciones biológicas, como el metabolismo de los ácidos nucleicos y la síntesis de proteínas.

Dado que todas estas funciones están relacionadas con el crecimiento y la división celular, el zinc es importante para el desarrollo del feto. Las mejores fuentes de zinc son el pollo, el pavo, el jamón, las gambas, el cangrejo, las ostras, la carne, el pescado, los productos lácteos, las judías, la mantequilla de cacahuete, los frutos secos, las semillas de girasol, el jengibre, las cebollas, el salvado, el germen de trigo, el arroz, la pasta, los cereales, los huevos, las lentejas y el tofu.

Hierro y embarazo


El hierro es una parte importante de la hemoglobina. La hemoglobina es el pigmento que transporta el oxígeno y la principal proteína de los glóbulos rojos; transporta el oxígeno por todo el cuerpo.

Durante el embarazo, la cantidad de sangre en el cuerpo de la madre aumenta casi un 50%. Necesita más hierro para producir más hemoglobina para toda esta sangre extra.

La mayoría de las mujeres entran en el embarazo sin suficientes reservas de hierro para satisfacer las crecientes necesidades de su cuerpo, especialmente después del tercer o cuarto trimestre. Si las reservas de hierro son insuficientes, la madre puede sufrir anemia y el riesgo de padecerla es mayor:

  • Nacimiento prematuro.
  • Bebés con bajo peso al nacer.
  • Nacimiento muerto.
  • La muerte del recién nacido.
  • Fatiga, irritabilidad, depresión (en la madre) durante el embarazo.

¿Se puede comer gambas en el embarazo?


Si la madre está anémica en las últimas fases del embarazo, es más probable que pierda mucha sangre durante el parto. En el caso de las gambas sabemos que el marisco es una fuente de hierro pero deben tomarse en pocas cantidades. Los siguientes alimentos son fuentes ricas en hierro:

  • Judías secas.
  • Frutas secas, como los albaricoques.
  • Yemas de huevo.
  • Algunos cereales integrales si están enriquecidos con hierro.
  • El hígado es rico en hierro, pero los médicos y la mayoría de los dietistas aconsejan a las mujeres embarazadas que eviten el hígado. El hígado es muy rico en vitamina A, que puede perjudicar al bebé durante el embarazo.
  • Carnes magras.
  • Ostras (las mujeres embarazadas deben comerlas cocidas).
  • Aves de corral.
  • Salmón.
  • Atún.
  • El cordero, el cerdo y el marisco también contienen hierro, pero menos que los alimentos anteriores.
  • Legumbres: habas, soja, alubias, judías secas y guisantes.
  • Semillas – nueces de Brasil y almendras.
  • Verduras, especialmente las de color verde oscuro: brócoli, espinacas, hojas de diente de león, espárragos, coles y col rizada.
  • Cereales integrales: arroz integral, avena, mijo y trigo.


Las fuentes no animales de hierro son menos absorbidas por el organismo. La mezcla de carne magra, pescado o aves de corral puede mejorar la absorción.

¿Qué no se puede comer durante el embarazo?

que no se puede comer durante el embarazo


Los siguientes alimentos deben evitarse durante el embarazo:

  • El mercurio que se encuentra en ciertos tipos de pescado – el tiburón, el pez espada y la aguja – debe evitarse o reducirse al mínimo.
  • Carne cruda o sólo parcialmente cocida: para evitarlo, debe estar bien cocida. Mariscos sin cocinar: existe el riesgo de contaminación bacteriana o vírica que puede provocar una intoxicación alimentaria. Algunas bacterias y virus también pueden atravesar la placenta y dañar al bebé.
  • Huevos crudos: incluye cualquier alimento que contenga huevos crudos o parcialmente cocidos. Los huevos deben estar bien cocidos para evitar la infección por Salmonella.
  • Platos preparados sin cocinar o poco cocinados: es importante que los platos preparados se cocinen hasta que estén calientes. Existe un riesgo de listeriosis, así como de infección por otros patógenos.
  • Pasteles – cualquier tipo de pastel, a base de verduras o carne – de nuevo existe el riesgo de infección por listeria.
  • Quesos blandos y madurados con moho, como el queso azul, el brie o el camembert. Existe el riesgo de infección por listeria. La listeria es un grupo de bacterias que puede causar infecciones potencialmente mortales en las mujeres embarazadas y sus bebés.
  • Alimentos bajos en calorías: los pasteles, las galletas, las patatas fritas y los dulces deben reducirse al mínimo. Muchas de estas opciones tienen un alto contenido en azúcares y grasas, y pocos nutrientes, y pueden socavar los esfuerzos de una mujer embarazada por mantener un peso saludable.


¿Debo dejar de beber alcohol por completo?

Las mujeres embarazadas sólo pueden beber cantidades muy pequeñas de alcohol a la semana.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo han reducido gradualmente la cantidad máxima de alcohol que una mujer debe consumir a la semana.

El hígado de un feto no puede procesar el alcohol tan bien como el de un adulto. Beber demasiado alcohol puede afectar gravemente al desarrollo del bebé. La mayoría de los médicos aconsejan a las mujeres embarazadas que eviten por completo el alcohol.

Algunas directrices recomiendan sólo cantidades muy pequeñas por semana si la madre decide beber durante el embarazo. El consumo excesivo de alcohol durante el embarazo puede perjudicar tanto a la madre como al bebé. Existe el riesgo de que el bebé desarrolle el síndrome de alcoholismo fetal (SAF). Por esta razón, muchas madres deciden eliminar el riesgo de cualquier problema eliminando el alcohol de su dieta durante el embarazo.

¿Deben las mujeres embarazadas evitar la cafeína?

Cafe y embarazo


Si una futura madre consume demasiada cafeína durante su embarazo, corre un mayor riesgo de tener un bajo peso al nacer, lo que puede provocar problemas de salud más adelante. También existe un mayor riesgo de aborto.

Muchos alimentos y bebidas contienen cafeína, no sólo el café. Por ejemplo, algunos refrescos, bebidas energéticas, chocolate y té. Algunos medicamentos para el resfriado y la gripe también contienen cafeína. Una mujer embarazada debe hablar con su médico, enfermera o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento.

La mayoría de las autoridades sanitarias de todo el mundo afirman que el café no debe eliminarse por completo, pero no debe superar los 200 miligramos diarios. Una taza estándar de café instantáneo contiene 100 miligramos de cafeína.

Aumento de peso


Según el Instituto de Medicina de EE.UU., una mujer con un índice de masa corporal (IMC) de 18,5 a 24,9 debe ganar de 11,4 a 15,9 kilos en 9 meses. Una mujer con sobrepeso al principio de su embarazo debería ganar entre 6,8 y 11,4 kilos. Las recomendaciones de aumento de peso también pueden variar en función de la edad de la mujer, el desarrollo del feto y el estado de salud actual.

Un aumento de peso excesivo o insuficiente puede afectar a la salud del feto y de la madre.

Suplementos


La siguiente información nunca debe sustituir las recomendaciones de un médico; es importante que las mujeres embarazadas consulten a un médico antes de tomar suplementos.

Hierro


Una mujer embarazada debe consumir 27 miligramos de hierro al día. La mayoría de las mujeres pueden consumir cantidades adecuadas si tienen una dieta saludable. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar suplementos de hierro para prevenir la carencia de este elemento. Algunas mujeres pueden experimentar ardor de estómago, náuseas o estreñimiento cuando toman suplementos de hierro. Para evitar estos problemas, deben tomar sus píldoras con las comidas, comenzando con pequeñas dosis y aumentando lentamente hasta la dosis completa.

Ácido fólico


El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido recomienda 400 mcg (microgramos) de ácido fólico al día hasta las 12 semanas de embarazo. Lo ideal es que las mujeres hayan tomado este medicamento antes de quedarse embarazadas, según el NHS.

Vitamina D


Las directrices del Reino Unido establecen que una mujer embarazada debe tomar diariamente suplementos que contengan 10 mcg de vitamina D. La luz solar del verano es una buena fuente de vitamina D (la luz no contiene la vitamina, sino que estimula a la piel a sintetizarla); sin embargo, la exposición debe ser limitada, ya que un exceso de sol en la piel puede provocar quemaduras y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Zinc

informa de que los estudios de observación han demostrado que «la deficiencia de zinc durante el embarazo puede provocar resultados negativos para la madre y el feto». Tras revisar varios estudios, descubrieron que las mujeres embarazadas que tomaban suplementos de zinc tenían un 14% menos de probabilidades de tener un parto prematuro.

Evitar los suplementos de vitamina A


Las mujeres embarazadas deben evitar tomar demasiada vitamina A porque puede perjudicar al bebé. La excepción a esta regla es si un médico lo aconseja por una razón específica. Por ejemplo, se puede descubrir que una madre tiene una deficiencia de vitamina A durante el embarazo, en cuyo caso el médico puede aconsejar la administración de suplementos.


Si te gusta comparte

Deja un comentario

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Cookies settings
Aceptar
Política de privacidad y cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
Save settings